Tratamiento del pie de Charcot

La única manera de detener el avance de la enfermedad de Charcot (también denominada como pie diabético) es dejar de apoyar el pie el tiempo suficiente para que sane. Su proveedor de atención médica le recetará un tratamiento para ayudarle a recuperarse.

Una proveedora de atención médica examina el yeso en la pierna de una mujer.

Evite apoyar su peso en el pie

Mientras se recupera de una fractura, es indispensable que usted no apoye su propio peso en el pie. Esto se denomina sin soporte del peso. El proveedor de atención médica podría pedirle que no camine. O puede indicarle dispositivos especiales como muletas. Recuerde: es posible que usted no sienta dolor si tiene pie de Charcot. Por lo tanto, aunque se sienta bien, no use el pie hasta que el proveedor de atención médica le diga que puede hacerlo.

Uso de dispositivos especiales

Ciertos dispositivos especiales pueden ayudarle a no apoyar peso en el pie. De esa manera, los huesos se pueden soldar correctamente. Un yeso le permite caminar sin tener que poner peso en el pie. Tal vez le indiquen una silla de ruedas, muletas o un aparato ortopédico con o sin un yeso. Podrían también recetarle un andador ortopédico restrictivo de Charcot (AORC) para ayudarle a proteger su pie cuando se moviliza. Además, es posible que le receten otros dispositivos para mantener elevado el pie mientras está en su casa. O le pueden sugerir el uso de una venda elástica o media especial. Estas comprimen el pie para reducir la hinchazón y ayudar con la recuperación.

Uso de calzado a medida

Una vez que su pie haya sanado, tal vez tenga que usar zapatos o plantillas (ortesis) hechos a medida. El calzado hecho a medida se fabrica para ajustarse perfectamente a la forma de su pie. Esto puede evitar que se formen úlceras debido a la fricción de los zapatos comerciales. Si le aparecen úlceras a pesar de usar el calzado hecho a medida, tal vez tengan que hacerle una cirugía para corregir la deformidad.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.